Recuperación de fachadas dañadas

Las fachadas de los edificios tienen por norma general una enorme pluralidad de elementos y materiales diferentes, como puertas, ventanas, juntas, recubrimientos, etcétera Cada uno de ellos de estos elementos se comportan de diferente forma frente a la presencia del agua, ciertos son impermeables mas absorben poca agua, otros son absolutamente impermeables y otros apenas aguantan la humedad.

Daños más comunes en las fachadas

El correr del tiempo, las deficiencias en la construcción, la exposición continuada a los agentes atmosféricos o la alta polución de las urbes, son los que generan el mayor número de daños a las fachadas. Indudablemente, la piel de tu residencia es la mejor carta de presentación, y su deterioro no solo supone un hándicap estético, sino puede condicionar el valor de la propiedad.

Algunos de los daños más comunes son:

  • Fisuras y grietas
  • Condensaciones o humedades en el interior. Esto suele producirse en los puentes térmicos que hay, sobre todo, en abundantes edificios de cierta antigüedad.
  • Oxidación de los elementos metálicos
  • Polución de las grandes ciudades.

Revestimientos de fachadas

Para solucinar gran parte de estos problemas de las fachadas una buena solución son los revestimientos de fachadas. Podemos arreglar y envolver las placas dañadas en el lugar, incluyendo ventanas, tapajuntas y muros cortina.  Una empresa con años de experiencia en la el recubrimiento de fachadas en la misma Barcelona es una muy buena opción para esta operación.

Este servicio de revestimiento de fachadas ofrece una solución muy rentable para la reparación de paneles dañados sin que exista la necesidad de sustituirlos, aportando una solución más veloz.

Los distintos sistemas de recubrimientos de fachadas que existen pueden resguardar las superficies sólidas, absorbentes y pintadas contra el ataque a la intemperie y otros contaminantes, como los depósitos de animales y daños ambientales. Nuestros recubrimientos protectores se cepillan o bien aplican en spray dejando que la superficie tratada respire, eludiendo de esta forma la corrosión y decoloración, dejando un acabado absolutamente invisible.

Revestimiento de fachadas mediante panales de aluminio

Otra buena opción es cubrir las fachadas con paneles de aluminio. Se trata, por ejemplo, de paneles de las principales marcas, como Alcubond o Ippon panel. Esta opción permite una gran variedad de acabados distintos lo que va a permitir diferenciar los negocios con un simple golpe de vista.

La opción de revestir las fachadas con paneles de aluminio es una solución muy eficiente y económica. Además aporta una nueva estética a las fachadas que han sido revestidos. En este caso el revestimiento de las fachadas se compone de generalmente de 2 capas de aluminio.

Estas placas de aluminio suelen ir lacadas y pegadas con polietileno u otro material con mejores carácterísticas de aislamiento térmico y acústico. También se busca que sea ignífugo para que aisle también del fuego.

Con este revestimiento mediante placas de aluminio logra reformarse la fachada, corrigiendo daños que pueda tener, a la vez que se da una nueva imagen al edificio. En muchos casos es la mejor opción para conservar fachadas antiguas, pues el edificio se mantiene intacto, se solucionan riesgos estructurales y se moderniza su estética.