Nuevos negocios en viejos sectores

El espíritu emprendedor y empresarial de Barcelona fluye por las calles de la ciudad. En anteriores entradas este magazine se hizo eco de como el empleo en la Ciudad Condal vuelve a estar cerca de los niveles previos a la crisis.

No solamente es que los niveles de empleo se vayan recuperando pese a todas las dificultades que muchas veces crean nuestros políticos, es que el número de autónomos ha ido creciendo con los años.

Barcelona es una ciudad emprendedora en la que se crean nuevas empresas y nuevos puestos de trabajo. Y esta actitud emprendedora ante la vida abarca todos los sectores y campos de la economía. Incluso los sectores más maduros o supuestamente rígidos pueden verse sacudidos por una nueva empresa que ponga todo patas arriba.

Algo parecido es lo que pasa con una empresa de limpieza aquí en Barcelona.

Cambiando la cara a las empresas de limpieza

La empresa barcelonesa Net i Pulit lleva unos años prestando servicios a los ciudadanos y empresas de Barcelona. Su éxito radica en una vocación de servicio hacia el cliente total, lo que le lleva a atender al usuario en las circunstancias en que este lo necesite.

Net i Pulit ofrece sus servicios de limpieza como mejor lo necesite el cliente. Este contacta con la empresa por cualquiera de los medios de comunicación de los que dispone y solicita su servicios, ya sea por horas, días sueltos, servicios especiales, urgencias, etc.

Esta vocación de servicio y amplio horario de atención al cliente hacen que Net i Pulit salga adelante en un sector quizás algo anclado en prácticas más rígidas. Net i Pulit rompen con este esquema y apuestan una personalización de los servicios.

Servicios para todos

La personalización de servicios es la clave, adaptarse a lo que el cliente necesita y ofrecérselo. Si eres capaz de ofrecer un servicio con valor, que aporte grandes soluciones al cliente, este estará dispuesto a pagar un precio alto por un servicio que lo merezca.

Con su amplia cartera de servicios Net i Pulit se acerca a esta máxima. Ofrecen servicios de limpieza en distintos establecimientos, desde gimnasios a oficinas, y por supuesto, también a particulares.

Si un cliente tiene un servicio urgente se lo pueden solucionar, y si sólo necesita un servicio puntual, también. La clave es que el cliente esté siempre satisfecho.