MASCARILLAS DE TELA HOMOLOGADAS PERSONALIZADAS

MASCARILLAS DE TELA HOMOLOGADAS PERSONALIZADAS


2020 es una año convulso. A estas alturas ya lo sabemos todos. La pandemia mundial de la coronavirus ha azotado a nuestras sociedades como no se veía desde hace mucho tiempo. En este contexto, muchas empresas han visto reducida su actividad prácticamente hasta el cero, lo que está provocando una crisis económica de la que todavía no alcanzamos a ver su magnitud. Eso el tiempo lo dirá.
Pero también han sido muchas las empresas que, como suele suceder en el mercado privado, han reorientado su actividad hacia nuevos nichos de mercado. Es fácil recordar a empresas de fabricación de licores y vino produciendo geles hidroalcóholicos o a empresas de calzado produciendo mascarillas.
En las primeras semanas de pandemia las mascarillas eran, por lo general, muy precarias, pero cumplían un servicio básico. Sin embargo, estas mascarillas no estaban homologadas en muchos casos. Tapaban, pero protegían muy poco.

El mercado se lanza al rescate

El mercado, siempre útil cuando le dejan actuar, se ha lanzado a fabricar mascarillas suficientes para proteger a la población durante la pandemia. En este sentido, y relacionado con los párrafos anteriores, es de destacar la aparición de mascarillas de tela homologadas personalizadas. La mascarilla se ha convertido ya en un complemento más de la vestimenta.

Desde los meses de marzo-abril de este año 2020 y, por lo menos, hasta los primeros meses de 2021, la mascarilla será tan imprescindible como un cinturón o unos zapatos. Por tanto, es importante también que esta prenda, porque así conviene llamarla ya, pueda ser personalizada y no sea la típica mascarilla industrial.

Lo que aportan las mascarillas reutilizables

Al comenzar la pandemia se comenzaron a utilizar mascarillas de todo tipo. Sobre todo se utilizaban mascarillas de un sólo uso. Esto supone un importante desembolso económico, pues aunque el precio unitario es menor que el de las mascarillas reutilizables, si miramos el coste total esto cambia.

Las mascarillas reutilizables suponen un ahorro en el medio y largo plazo. Aunque su precio inicial es mayor, al poder ser reutilizadas 10, 20 o 60 veces, el coste por cada uso resulta ser de unos pocos céntimos.
Esto permite que las familias puedan contar con mascarillas suficientes para todos con un coste mucho más bajo que las mascarillas monouso.

Las mascarillas reutilizables además permiten una personalización casi infinita. Son ideales para hace regalos de empresa, por ejemplo. Pero también para que cada persona pueda elegir aquella mascarilla que mejor se adapta a su estilo de vida.

No todas las mascarillas valen, vigile la homologación

Si bien es importante la reutilización de las mascarillas, hay que tener claro una cosa, no todas las mascarillas valen. Es necesario que las mascarillas reutilizables estén homologadas y cumplan con las normas, por ejemplo, la certificación UNE0065.
Sin esta homologación y sin cumplir con esa certificación las mascarillas reutilizables pueden convertirse en un peligro. Si no están homologadas lo más probable es que los lavados deterioren la prenda y ya no proteja nada.
Llevar una mascarilla que no protege es casi incluso más peligroso que no llevar nada. Si no llevas nada evitarás acceder a lugares cerrados, si eres una persona sensata. Si llevas una mascarilla defectuosa accederás a esos sitios creyendo estar protegido pero en realidad no lo estarás.

redactor